ACCION ECOLOGICA EXPRESA SU SOLIDARIDAD CON LA CONAIE

Acción Ecológica quiere manifestar su rechazo a la decisión del gobierno actual de pretender quitar a la CONAIE su casa, en donde desde hace 23 años ha acogido a pueblos y nacionalidades y desde la que ha impulsado propuestas que hoy iluminan al país y al mundo: el sumak kawsay, la defensa de la pachamama, la plurinacionalidad. La discusión no es el comodato de un inmueble, la discusión es si somos un estado en el que se imponen desde arriba las prioridades, si somos plurinacionales y construimos espacios multiculturales de participación. Lo que está en juego es el accionar de los pueblos y de sus organizaciones, el garantizar su trabajo por sus derechos propios, y porque esto nos enriquece como país.

Los pueblos indígenas han resistido más de 500 años al despojo y lo han hecho de diversas formas: manteniendo sus territorios, enriqueciendo su cultura, hablando sus lenguas, fortaleciendo sus identidades. Esto lo han hecho a pesar del racismo imperante que muchas veces los obligó a hacerse invisibles para sobrevivir o a sostener expresiones más visibles de lucha colectiva para que sobrevivamos todos.

Hay quienes podrían justificar el quitarle la casa a la CONAIE argumentando que se requiere el inmueble para otros fines; otros pensarán que es un castigo, como parte del disciplinamiento cotidiano del gobierno, por las críticas que nacen desde las diferentes comunidades a la destrucción de sus territorios; hasta se podría decir que es parte de una política de censura para allanar el camino a nuevas políticas y proyectos alineados con políticas económicas conservadoras; o, incluso un ejercicio distractor para desviar la atención sobre medidas tan graves como la firma del TLC con la Unión Europea o las enmiendas constitucionales. En cualquier caso, la medida y las motivaciones son repudiables.

Acción Ecológica, como organización defensora de los derechos humanos y de la naturaleza no puede guardar silencio sobre este atropello, porque limita los derechos humanos y colectivos a la participación, a la organización, a la libre expresión, al trabajo de los defensores de derechos. Derechos que ha defendido la CONAIE a lo largo de su historia organizativa.

Recordamos a la autoridad que la "defensa y promoción de los derechos humanos es una actividad legítima y valiente que es necesaria para lograr que las comunidades puedan gozar plenamente de sus derechos y desarrollar su potencial. Los defensores podemos contribuir decisivamente a salvaguardar la democracia y garantizar que siga siendo abierta, pluralista y participativa y que no se aparte de los principios del estado de derecho y la buena gobernanza. Los defensores debemos poder llevar a cabo nuestras actividades en un entorno que nos empodere"* y no en uno que nos limite y condene.

Acción Ecológica

Quito,17 de diciembre de 2014

* Relatora Defensores de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, informe A/HRC/25/55, Párr. 60.