LA CONFENIAE FRENTE AL DESALOJO POLICIAL EN EL SECTOR SAN MARCOS, PARROQUIA TUNDAYME.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana CONFENIAE, que aglutina a 21 organizaciones y federaciones de 11 nacionalidades amazónicas, frente al desalojo perpetrado el día martes 1 de Julio de 2014 a las familias del Centro Shuar Ijisam, parroquia Tundayme, cantón Pangui, provincia de Zamora Chinchipe, expresa lo siguiente:

 

La profundización de la política extractivista del actual régimen –que supera a los gobiernos neoliberales del pasado-, ha dado lugar a sistemáticas violaciones de nuestros derechos fundamentales y ha generado una serie de conflictos socio ambientales en las comunidades indígenas de toda la región amazónica. Esto ocurre mientras puertas afuera se patrocina la imagen del Ecuador por poseer una de las constituciones más avanzadas del mundo, que reconoce los derechos colectivos de los pueblos indígenas, en especial, su derecho a la consulta libre, previa e informada, los derechos de la naturaleza, el Sumak Kawsay, entre otros.

 

En contraste, la propuesta de los pueblos indígenas siempre ha sido la preservación del medio ambiente, el uso y aprovechamiento consciente de los recursos naturales, la defensa y cuidado de nuestra madre naturaleza y una convivencia equilibrada entre ella y los seres humanos, un equilibrio que nos permita practicar en los hechos, y no solo en el discurso, el verdadero Sumak Kawsay, como nuestra historia milenaria y presente lo demuestra. Son los territorios donde habitamos los pueblos indígenas aquellos que mantienen limpios sus ríos, lagunas, cascadas, vertientes y bosques; por el contrario, son aquellos territorios donde han penetrado las petroleras, mineras, madereras, agro negocios y demás, aquellas zonas donde se ha limpiado el manto verde de nuestra selva amazónica y se lo ha convertido en agujeros entregados al saqueo y voracidad de las empresas extractivas del país y del mundo.

 

Ante los hechos ocurridos, que atentan contra los derechos de representantes de base de la nacionalidad Shuar, filial de la CONFENIAE, se declara en alerta y vigilia permanente por la defensa de nuestros derechos territoriales. Está en juego la supervivencia de nuestros hermanos y hermanas, hombres y mujeres con familias que ancestralmente han habitado y defendido la Cordillera del Cóndor y que ahora son pisoteados mediante abusos de la fuerza pública al servicio de los intereses de la empresa transnacional minera china ECSA, como hemos podido constatar en semanas previas y lo corroboran los hechos ahora acontecidos.

 

Puyo,  2 de Julio de 2014.