La Cumbre de los Pueblos pide el respeto a los derechos humanos y a los derechos colectivos

Representantes de nacionalidades y pueblos indígenas y afroecuatorianos del país se dieron cita en la Cumbre de los Pueblos, que tuvo lugar en la ciudad de Quito, los días 5 y 6 de marzo de 2015.

 

La convocatoria de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador, CONAIE, tuvo como objeto la articulación con sus bases sociales, el análisis de la coyuntura social-política y económica del país y el papel de los movimientos ante la misma , además de la defensa de la casa de la CONAIE.

 

El encuentro inició el día 5 de marzo, a las 15h00 horas con una ceremonia indígena. Como parte del evento, las y los participantes entregaron un documento en la Asamblea Nacional, el mismo que constaba de 18 puntos referentes a la propuesta del movimiento indígena ante la Ley de Tierras que está por tramitarse.

 

Por su parte, la Confederación Kichwa del Ecuador, Ecuarunari, filial de la CONAIE, afirmó que se inscribirán en el proceso de consulta prelegislativa sobre la Ley de Tierras si es que ésta contempla la redistribución de la tierra y el ejercicio de los derechos colectivos de las comunidades.

 

Durante el segundo día de la cumbre, las y los participantes trabajaron en nueve mesas que abordaron temas diversos, tales como el alto costo de la vida, defensa de los territorios, educación intercultural bilingüe, problemática agraria, derechos de las mujeres.

 

Luego del trabajo en mesas temáticas, cada grupo expuso sus conclusiones, en una asamblea general, y finalmente se emitió una resolución que contiene 14 líneas de acción.. Entre las más importantes constan las siguientes:


  • La ratificación de la defensa de la sede de la CONAIE, una vez que las organizaciones participantes en la cumbre la declararan patrimonio histórico de los pueblos nacionalidades y organizaciones.


  • La derogatoria del Decreto 16 porque se considera que éste vulnera el derecho a la libre organización.


  • La construcción de una agenda unitaria y de un programa de gobierno en relación a la soberanía alimentaria, la agroecología y la redistribución de los recursos productivos. En suma, el diseño de una propuesta desde el campo y desde los pueblos indígenas para el conjunto de la sociedad ecuatoriana.


  • Rechazar la Ley de Tierras, tal cual está diseñada actualmente por parte del actual régimen.


  • Denunciar el avance de la política de explotación petrolera y de implementación de proyectos de minería a gran escala en el país en la medida en que ésta ha provocado la intensificación de los conflictos sociales y la violencia a niveldel territorio nacional.


  • Apoyar la lucha de las y los trabajadoras por el respeto sus derechos y reivindicaciones laborales.


  • Apoyar la lucha de las mujeres por una vida sin violencia y de respeto a su derecho a la autodeterminación sexual y reproductiva, así como al derecho a acceder a una educación sexual adecuada.


Una última resolución consistió en la convocatoria a una jornada nacional de movilización, el próximo 19 de marzo del presente año.


  • La ratificación de la defensa de la sede de la CONAIE, una vez que las organizaciones participantes en la cumbre la declararan patrimonio histórico de los pueblos nacionalidades y organizaciones.


  • La derogatoria del Decreto 16 porque se considera que éste vulnera el derecho a la libre organización.


  • La construcción de una agenda unitaria y de un programa de gobierno en relación a la soberanía alimentaria, la agroecología y la redistribución de los recursos productivos. En suma, el diseño de una propuesta desde el campo y desde los pueblos indígenas para el conjunto de la sociedad ecuatoriana.


  • Rechazar la Ley de Tierras, tal cual está diseñada actualmente por parte del actual régimen.


  • Denunciar el avance de la política de explotación petrolera y de implementación de proyectos de minería a gran escala en el país en la medida en que ésta ha provocado la intensificación de los conflictos sociales y la violencia a niveldel territorio nacional.


  • Apoyar la lucha de las y los trabajadoras por el respeto sus derechos y reivindicaciones laborales.


  • Apoyar la lucha de las mujeres por una vida sin violencia y de respeto a su derecho a la autodeterminación sexual y reproductiva, así como al derecho a acceder a una educación sexual adecuada.


Una última resolución consistió en la convocatoria a una jornada nacional de movilización, el próximo 19 de marzo del presente año.