Cascomi: “Cómo pueden seguir un proceso de socialización de algo que no han consultado”

Escuche la entrevista completa

 

En entrevista en Radio Cenepa, el presidente de Comunidad Amazónica de Acción Social “Cordillera del Cóndor Mirador” habló de los daños que provocan los trabajos de la empresa EcuaCorriente S.A. (ECSA) en la ejecución de los trabajos destinados a la explotación de cobre a gran escala y el amendrentamiento del que son objeto los líderes y dirigentes sociales que se oponen al proyecto “Mirador”.

 

El dirigente habló de la investigación fiscal que existe en su contra y de once personas más por invasión de tierras y asociación ilícita por un denuncia puesta por ECSA. Según manifestó, el fortalecimiento organizativo de las comunidades afectadas molesta a la empresa y por tal razón intimida a las personas para evitar que continúen con sus acciones de resistencia. Afirma que, personas que en ocasiones ateriores asistían a las asambleas dejaron de hacerlo por encontrarse amenzadas.

 

La empresa también ha puesto demandas de servidumbres por la totalidad de los terrenos que requiere para continuar con las obras de infraestructura. Cascomi interpuso una acción de protección argumentando el derecho del pueblo shuar a su territorio, sin embargo les fue negada, según manifestó el dirigente, porque el juez consideró que al tratarse de propiedades individuales, la empresa tenía derecho a la servidumbre minera.

 

Se refirió además al seguimiento que está haciendo la Comisión Interamericana de derechos humanos, CIDH, que pidió información más amplia por las denuncias de persecusión, amedrentamiento y hasta la muerte de dirigentes shuar, como es el caso de José Tendetza.

 

Sobre los daños ambientales que ya se están percibiendo en Tundayme, cuenta que los trabajos que se vienen realizando lo hacen de forma antitécnica, que la tierra sobrante de los cortes de los caminos es depositada en las quebradas que dan a los ríos Quimi, Tundayme y Guaguayme que al momento se encuentran llenos de lodo inutilizando las aguas para el uso humano y consumo del ganado.

 

Habló también de la convocatoria realizada por el Ministerio de Ambiente para socializar una ampliación del proyecto Mirador, que consiste en aumentar de 30 mil a 60 mil toneladas de explotación diaria. Para el dirigente, es imposible que se pretenda socializar una ampliación cuando ni siquiera se hizo la consulta previa e informada, y que deben remediar los daños que han ocasionado.

 

Cuestiona también que la invitación sea solo pública y no exista una invitación directa y formal con las organizaciones. Según indicó, no han decidido si asistirán a la reunión pero que de hacerlo entregarán un documento que muestre el descontento de la población por todo lo ocurrido hasta ahora.