#CONAIELaCasaDeTodxs

ACCION ECOLOGICA EXPRESA SU SOLIDARIDAD CON LA CONAIE

Acción Ecológica quiere manifestar su rechazo a la decisión del gobierno actual de pretender quitar a la CONAIE su casa, en donde desde hace 23 años ha acogido a pueblos y nacionalidades y desde la que ha impulsado propuestas que hoy iluminan al país y al mundo: el sumak kawsay, la defensa de la pachamama, la plurinacionalidad. La discusión no es el comodato de un inmueble, la discusión es si somos un estado en el que se imponen desde arriba las prioridades, si somos plurinacionales y construimos espacios multiculturales de participación. Lo que está en juego es el accionar de los pueblos y de sus organizaciones, el garantizar su trabajo por sus derechos propios, y porque esto nos enriquece como país.

Los pueblos indígenas han resistido más de 500 años al despojo y lo han hecho de diversas formas: manteniendo sus territorios, enriqueciendo su cultura, hablando sus lenguas, fortaleciendo sus identidades. Esto lo han hecho a pesar del racismo imperante que muchas veces los obligó a hacerse invisibles para sobrevivir o a sostener expresiones más visibles de lucha colectiva para que sobrevivamos todos.

Hay quienes podrían justificar el quitarle la casa a la CONAIE argumentando que se requiere el inmueble para otros fines; otros pensarán que es un castigo, como parte del disciplinamiento cotidiano del gobierno, por las críticas que nacen desde las diferentes comunidades a la destrucción de sus territorios; hasta se podría decir que es parte de una política de censura para allanar el camino a nuevas políticas y proyectos alineados con políticas económicas conservadoras; o, incluso un ejercicio distractor para desviar la atención sobre medidas tan graves como la firma del TLC con la Unión Europea o las enmiendas constitucionales. En cualquier caso, la medida y las motivaciones son repudiables.

Acción Ecológica, como organización defensora de los derechos humanos y de la naturaleza no puede guardar silencio sobre este atropello, porque limita los derechos humanos y colectivos a la participación, a la organización, a la libre expresión, al trabajo de los defensores de derechos. Derechos que ha defendido la CONAIE a lo largo de su historia organizativa.

Recordamos a la autoridad que la "defensa y promoción de los derechos humanos es una actividad legítima y valiente que es necesaria para lograr que las comunidades puedan gozar plenamente de sus derechos y desarrollar su potencial. Los defensores podemos contribuir decisivamente a salvaguardar la democracia y garantizar que siga siendo abierta, pluralista y participativa y que no se aparte de los principios del estado de derecho y la buena gobernanza. Los defensores debemos poder llevar a cabo nuestras actividades en un entorno que nos empodere"* y no en uno que nos limite y condene.

Acción Ecológica

Quito,17 de diciembre de 2014

* Relatora Defensores de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, informe A/HRC/25/55, Párr. 60.

PIDHDD Regional se pronuncia por el despojo de la sede de la CONAIE

Quito, diciembre 16 del 2014

Nota Nº 732-CR-14

 

INMINENTE DESPOJO DE LA SEDE DE LA CONAIE NO CONTRIBUYE A FORTALECER LOS COMPROMISOS DEL ECUADOR ANTE LA COMUNIDAD INTERNACIONAL A FAVOR DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS Y LA NO DISCRIMINACIÓN

 

La Plataforma Interamericana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo (PIDHDD Regional) expresa su preocupación por las consecuencias sociales, políticas y jurídicas que generarían el acto administrativo emanado desde el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), en detrimento de los derechos e intereses de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), una de las más importantes organizaciones indígenas del país y la región.

 

La resolución Nº 0196, de diciembre 11 del 2014, suscrita por el Coordinador General Administrativo Financiero del MIES, da por terminado el Convenio de Comodato entre la CONAIE y el Ministerio de Bienestar Social (hoy MIES), mediante el cual se entregó a esta organización indígena en comodato gratuito un inmueble de propiedad del Estado ubicado en la Av. Granados y Av. 6 de Diciembre, en la ciudad de Quito. Este convenio se encontraba vigente hasta el año 2021.

 

La PIDHDD reconoce el esfuerzo del Estado ecuatoriano de tomar medidas a favor de “los jóvenes sin referente familiar, que han superado la etapa de crisis por desintoxicación en las ciudades de Guayaquil y Quito”, y que ello haya dado inicio a un proceso de identificación de la infraestructura adecuada para el funcionamiento de cuatro casas para el propósito señalado, mencionado en trece (13) de los dieciocho (18) considerandos del acto administrativo que ha llamado la atención de esta organización regional de derechos humanos.

 

No obstante, la PIDHDD reitera su preocupación por el argumento expresado en el considerando décimo séptimo en el que se asevera “que la utilización del predio no corresponde a los fines propios del servicio público” y que tomando en cuenta “el interés superior de los niños, niñas y adolescentes, y en cumplimiento de las políticas y estrategias nacionales de lucha contra la droga” el MIES determina que “es una necesidad institucional urgente contar con el predio entregado en Comodato”.

Esta postura, a juicio de la PIDHDD, evidencia una contradicción entre la argumentación estatal que pretende dar por terminado el convenio de comodato y la trayectoria de esta organización indígena en la defensa de la niñez, adolescencia y juventud indígena.

 

Para la PIDHDD, por un lado, se desconoce que la CONAIE, sus organizaciones filiales y sus dirigentes, en ejercicio de sus derechos, han venido durante años promoviendo y defendiendo los derechos de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes indígenas, en innumerables casos con asistencia técnica de organismos internacionales, como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), como un aporte sustantivo a la formulación y aplicación de políticas públicas a favor de la infancia, adolescencia y juventud en el país. Y, por otro lado, se afirma que la utilización de ese inmueble no corresponde a los fines del servicio público, entre ellos, “equidad, igualdad, participación, solidaridad y universalidad que promuevan la interculturalidad, igualdad y no discriminación” (Art. 1 de la Ley Orgánica del Servicio Público).

 

La PIDHDD considera que este tipo de actos administrativos que son contrarios a los principios y las normas constitucionales y, además, a los propios compromisos que el Estado ecuatoriano ha asumido ante la comunidad internacional, como “la promulgación de una normativa para el combate a la discriminación por razones de etnia” (Examen Periódico Universal, Octavo Período de Sesiones, Compromisos Voluntarios del Estado ecuatoriano), deben reverse como una demostración de coherencia política y jurídica con la Constitución de la República y los postulados y las tesis gubernamentales a favor del principio de igualdad y la no discriminación.

 

La PIDHDD ofrece sus buenos oficios con el objeto de encontrar una salida viable que no vulnere los intereses y los derechos en conflicto.

 

Pablo A. de la Vega M.

Coordinador Regional