encuentro

Palabra Libre: Múltiples voces desde la base social indígena y comunitaria

Afiche final UEreducido.jpg

Entre el 23 y 25 de octubre se desarrolló el Encuentro Nacional de Comunicación Comunitaria "Palabra Libre". El espacio en que por primera vez, las organizaciones de derechos humanos, la nacional indígena y la academia, se reunieron a discutir los escenarios de conflicto respecto al derecho a la comunicación.

El evento fue convocado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador, CONAIE, en coordinación con la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos, CEDHU, la cátedra sobre pueblos indígenas de América Latina de la Universidad Andina Simón Bolívar, UASB y el colectivo El Churo Comunicación.

Las jornadas de trabajo se distribuyeron en tres momentos: en el primero, se congregaron las y los comunicadores comunitarios que forman parte del proceso de capacitación impartida en la zona sur del país así como otras personas de las zonas andinas del norte y del centro, y de la zona costera y amazónica, vinculadas a la comunicación, a fin de continuar con el proceso mencionado.

 

Durante la primera jornada de trabajo, las personas identificaron los temas de interés a ser comunicados, las capacidades, necesidades y dificultades para hacerlo desde los espacios locales. Posteriormente, se desarrollaron mesas de trabajo: una dedicada a las dirigencias de organizaciones de base; otra a periodistas comunitarios, es decir a personas que trabajan en medios de comunicación comunitarios; y, una mesa destinada a la discusión entre integrantes de colectivos que dan soporte en la difusión y el fortalecimiento de las bases desde las zonas urbanas.

 

Esta jornada culminó con un manifiesto en el que se propuso, entre otras cosas, fortalecer las redes de comunicación y el trabajo de articulación entre medios comunitarios, promover la solidaridad entre radios en situación de riesgo, crear grupos de trabajo de asesoramiento y mantener encuentros periódicos.

El momento público se desarrolló el día 24 de octubre, en el Paraninfo de la UASB, inició con un ritual indígena, luego se dio paso a tres paneles.

El tema del primer panel fue "Comunicación comunitaria un acercamiento histórico y político". En éste participó José Ignacio Vigil, coordinador de la Fundación Radialistas apasionadas y apasionados y María Cianci, de la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica, ALER experta en educación y comunicación popular. En este panel se hizo un recuento de la comunicación a través de los marcos jurídicos que regulan a los medios, se expuso el derecho a la comunicación como un derecho humano y de la necesidad de la multi-pluralidad de voces. Se calificó a la comunicación como una actividad colectiva liberadora.

El segundo panel giró en torno al tema: “y los medios comunitarios dónde están?. Discurso y realidad de las políticas públicas para medios comunitarios". Este panel contó con la participación de Hernán Reyes, titular del Consejo de Regulación y Desarrollo de la Información y la Comunicación, CORDICOM. En representación de la academia participó Marco Villarroel, quien proyectó una visión histórica de la comunicación comunitaria. Por su parte, Ramiro Ávila, presentó la perspectiva jurídica de los derechos; y, finalmente, Ana Acosta del colectivo El Churo abordó el tema del acompañamiento a la comunicación comunitaria.

Durante este panel se expusieron las políticas públicas que se están ejecutando en favor del fortalecimiento del derecho a la comunicación en el entorno comunitario, se habló de estos medios en el contexto actual, de la visión del derecho a la comunicación desde el neo-constitucionalismo y la realidad en referencia a la distribución del espectro radioeléctrico como lo demanda al ley de comunicación. Por su parte, las y los participantes expresaron sus inquietudes sobre los temas expuestos.

El tercer panel estuvo constituido por las experiencia de la radio comunitaria "La Voz de la NAE" dedicada a brindar información de la nacionalidad achuar; otra experiencia fue la del centro shuar Kupiamais, del cantón Bomboiza, que mediante la denominada "camara shuar", busca registrar los conflictos que el ingreso de empresas extractivas está generando en el territorio de esa nacionalidad. De estas experiencias se concluyó que las políticas estatales de comunicación destinadas a beneficiar a los espacios comunitarios, tienen debilidades que limitan el ejercicio de derechos. Se destacó además la importancia de la independencia en la gestión de los medios, mediante la creación de espacios de difusión alternativa que permitan agilitar los procesos comunicativos comunitarios.

El momento de la capacitación técnica, consistió en la realización de cinco talleres: periodismo e incidencia, radio comunitaria, video comunitario, fotografía y derechos humanos y tecnologías de la comunicación. Mediante estos temas se buscó la adquisición y reforzamiento de conocimientos aplicables en las comunidades.

Al finalizar el encuentro los y las participantes reiteraron los conceptos aprendidos sobre comunicación, como eje indispensable del fortalecimiento de sus organizaciones y como derecho innegociable. Por su parte, la organización nacional indígena, CONAIE, ofreció su apoyo a este proceso de capacitación comunicativa comunitaria.

Encuentro regional de mujeres. Empoderamiento de la lucha social

En este mes de octubre, durante los días 4 y 5, se desarrolló un encuentro de mujeres de la zona sur del país. Este evento tuvo lugar en la ciudad de Cuenca, en el sector de Ricaurte.

 

Contó con la participación de cerca de 70 mujeres, representantes de organizaciones y colectivos de las provincias de Loja, Azuay, Cañar y Zamora Chinchipe.

 

Entre las organizaciones participantes, mencionamos las siguientes: Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), Confederación Kichwa del Ecuador (Ecuarunari), Unión Provincial de comunidades y cooperativas cañaris (UPCCC); Federación de Organizaciones del Azuay, (FOA); Red de Juventudes de Zamora Chinchipe; Asociación de Mujeres de Zamora; Red de Ecologistas Populares de Loja; Redes de juventudes Saraguro, Zamaskijat; Coordinadora de Mujeres de Zamora Chinchipe; Universidad de Cuenca; organización de saraguros Yacuta; Asociación de de Afroecuatorianas Martin Luther King; organización Mujeres Casaloma de Tarqui; Grupo Juvenil “ZOCCRI”; Equipo Misionero Itinerante; Organización “5 de Junio” de Zamora; Sistema de Agua de Checa; Federación Provincial de Comunas de Loja (FEPROCOL); Mujeres Universidad Nacional de Loja; Instituto TS- Bolivariano; Red Agroecológica de Loja; Red de Juventudes Ecologistas de Loja; Unión Comunas Indígenas del Azuay, UCIA y Coordinadora provincial del Pueblo Palta, Corpukis.


Durante la primera jornada, las participantes reiteraron la importancia de conocer qué derechos tienen las mujeres y la necesidad de ejercerlos. Se destacaron entre otros, el derecho a la tierra y a la producción, el derecho a la organización vinculado con el derecho a tomar iniciativas, el derecho a preocuparse por la naturaleza y defenderla, el derecho a permanecer en las comunidades y no ser desplazadas, el derecho al agua y al ambiente sano, el derecho a la educación, el derecho a la salud en general y a la salud reproductiva; el derecho a la planificación familiar; el derecho a la interculturalidad y la vida comunitaria.


En un segundo momento, se expuso de qué manera, el Código Penal Integral vigente aborda el tema de la violencia contra la mujer.


En la jornada siguiente,se expuso las afectaciones que la minería a gran escala está produciendo en las mujeres, tomando como referencia los impactos de esa actividad, en los países de México y Canadá; igualmente, se realizó una comparación entre los proyectos de estos países,con y el proyecto Mirador de Ecuador,localizado en la provincia de Zamora Chinchipe, en el cantón El Pangui.


Finalmente, las participantes elaboraron una pancarta de solidaridad, dirigida a los colectivos de mujeres de Mount Polley - Canadá, que están sufriendo y resistiendo los embates de la minería a gran escala en sus comunidades. Esta pancarta fue cubierta con mensajes y manos dibujadas, como símbolo de la unión de los pueblos.


Los temas y actividades descritas, partieron de un repaso general de los aprendizajes obtenidos en los eventos de capacitación anteriores, que junto a este encuentro se inscriben en el marco del programa de apoyo a defensores y defensoras de derechos humanos y de la naturaleza del Sur del país. Así como en jornadas de capacitación anteriores, se visibilizó los derechos de las mujeres a nivel individual y colectivo en la perspectiva de apoyar el rol preponderante que tienen las mujeres en el fortalecimiento organizativo de sus comunidades y entornos sociales.


Encuentro Regional de Organizaciones de Base del Sur de Ecuador

Durante los días 11 y 12 de julio de 2014, tuvo lugar el Encuentro Regional de Organizaciones de Base del Sur del Ecuador.

Este evento realizado en la parroquia Bomboiza, cantón Gualaquiza, provincia de Morona Santiago, contó con la participación de representantes de las siguientes organizaciones: Asociación Bomboiza, Asociación Kakaram, Centro Kupiamais, Asociación Cóndor Mirador, comunidad Tsantsarum, comunidad Micha Nunka, Asociación shuar El Pangui, organización Zamas Kijat, Federación Interprovincial de Centros shuar, FICSH, Pastoral Social de Zamora, Centro shuar Tiink, Centro shuar Piunts, comunidad San Roque del Pangui, comunidad Shiram Entsa, comunidad Kenkium, comunidad Puruwua, Centro shuar Pumpuis, comunidad Shakanas, Centro shuar Yanua y Asamblea de los Pueblos del Sur.

 

Durante el primer día, las y los asistentes escucharon dos exposiciones. Una, sobre los impactos ambientales y sociales de la minería a gran escala a cielo abierto, impartida por una representante de la organización ELAW Alianza de Derecho Ambiental (que reúne a técnicos y abogadas de alrededor del mundo, con el fin de intercambiar información legal y técnica con las comunidades). La segunda exposición giró en torno al marco normativo de la minería metálica a gran escala y derechos, impartida por una representante de CEDENMA (Coordinadora ecuatoriana de Defensa de la Naturaleza y el Medio Ambiente).

El tema de impactos ambientales y sociales de la minería a gran escala incluyó la revisión de conceptos tales como la minería metálica y no metálica; la minería a gran escala, la mediana y pequeña minería; las etapas mineras de exploración y prospección, perforación y explotación.

Igualmente, se abordó la contaminación ambiental que puede surgir en estas etapas y la importancia de contar con una línea base, para luego evaluar efectivamente el nivel de afectación de los bosques y ríos durante el proceso minero.

Por su parte, las y los participantes aportaron describiendo los impactos ambientales y sociales (como los desplazamientos) ocurridos durante las fases de exploración inicial y avanzada de las zonas de influencia de los proyectos mineros locales, llevados adelante por las subsidiarias EcuaCorriente y ExplorCobres. Recalcaron la importancia de contar con una línea base que permita el levantamiento de  información técnica sobre el agua, los bosques, la biología y biodiversidad, que les permita reclamar los cambios negativos que van ocurriendo. La organización ELAW ofreció revisar el Estudio de Impacto Amabiental (EIA), para la fase de explotación del proyecto Mirador.

En cuanto a la exposición acerca del marco normativo de la minería a gran escala, ésta se centró en el tema de derechos de la población local en el contexto de intervención minera, uno ellos, el derecho a la tierra y al territorio y a la protección legal que tienen las posesiones y propiedades colectivas. Algunos participantes expresaron que uno de los problemas para el ejercicio de este derecho es que algunas personas individualizaron tierras colectivas. En otros casos, ciertas propiedades fueron vendidas con escrituras públicas a la empresa, lo que legalizó esas ventas. Uno de los participantes, expresó: “de todas maneras,  en estas ventas  no se ha respetado el derecho de libertad de las personas porque son presionadas, llamadas en la noche, engañadas. ¿Cómo va a existir libertad si sobre esa tierra hay una concesión minera?. Eso vicia el consentimiento según el código civil".

Otro de los derechos constitucionales abordados fue el de la consulta, y las nuevas restricciones legales que ponen en riesgo al consentimiento libre, previo, informado. Se expuso que la Corte Interamericana, en el caso de Sarayaku (Amazonía ecuatoriana), “no mencionó que el consentimiento es obligatorio”.

Con respecto al derecho de la naturaleza, se explicó que este debe ser respetado a partir la acción de las y los defensores de derechos humanos.

Un ejemplo, sería solicitar a la Contraloría General del Estado, la elaboración de un segundo informe, que concrete la aplicación de sus recomendaciones en relación al cumplimiento del mandato minero (es decir, suspender aquellos proyectos que estén en fuentes de agua y bosques protectores), como es el caso de los proyectos Mirador y Panantza San Carlos, y las sanciones correspondientes a aquellos funcionarios que hicieron caso omiso de este mandato.

La exposición concluyó con el derecho a la resistencia, el mismo que significa la creación de nuevos derechos y la correspondiente demanda de su cumplimiento.  Los y las dirigentes abordaron este tema durante el día siguiente.

Durante el segundo día del encuentro, de debate y reflexiones de las y los representantes de las organizaciones de base presentes, surgió la importancia de las jornadas de capacitación ampliadas, dirigidas a las organizaciones y comunidades. Igualmente, se puso énfasis en la coordinación y articulación de las organizaciones locales, sobre todo mediante la realización de asambleas periódicas; se anotó la necesidad de apropiarse de los derechos y conquistas sociales, conocer y difundir el Informe de la Contraloría General del Estado en tanto instrumento con el que se puede argumentar y orientar la elaboración de un sistema para que las personas puedan elaborar sus propias denuncias.