mujeres

Encuentro regional de mujeres. Empoderamiento de la lucha social

En este mes de octubre, durante los días 4 y 5, se desarrolló un encuentro de mujeres de la zona sur del país. Este evento tuvo lugar en la ciudad de Cuenca, en el sector de Ricaurte.

 

Contó con la participación de cerca de 70 mujeres, representantes de organizaciones y colectivos de las provincias de Loja, Azuay, Cañar y Zamora Chinchipe.

 

Entre las organizaciones participantes, mencionamos las siguientes: Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), Confederación Kichwa del Ecuador (Ecuarunari), Unión Provincial de comunidades y cooperativas cañaris (UPCCC); Federación de Organizaciones del Azuay, (FOA); Red de Juventudes de Zamora Chinchipe; Asociación de Mujeres de Zamora; Red de Ecologistas Populares de Loja; Redes de juventudes Saraguro, Zamaskijat; Coordinadora de Mujeres de Zamora Chinchipe; Universidad de Cuenca; organización de saraguros Yacuta; Asociación de de Afroecuatorianas Martin Luther King; organización Mujeres Casaloma de Tarqui; Grupo Juvenil “ZOCCRI”; Equipo Misionero Itinerante; Organización “5 de Junio” de Zamora; Sistema de Agua de Checa; Federación Provincial de Comunas de Loja (FEPROCOL); Mujeres Universidad Nacional de Loja; Instituto TS- Bolivariano; Red Agroecológica de Loja; Red de Juventudes Ecologistas de Loja; Unión Comunas Indígenas del Azuay, UCIA y Coordinadora provincial del Pueblo Palta, Corpukis.


Durante la primera jornada, las participantes reiteraron la importancia de conocer qué derechos tienen las mujeres y la necesidad de ejercerlos. Se destacaron entre otros, el derecho a la tierra y a la producción, el derecho a la organización vinculado con el derecho a tomar iniciativas, el derecho a preocuparse por la naturaleza y defenderla, el derecho a permanecer en las comunidades y no ser desplazadas, el derecho al agua y al ambiente sano, el derecho a la educación, el derecho a la salud en general y a la salud reproductiva; el derecho a la planificación familiar; el derecho a la interculturalidad y la vida comunitaria.


En un segundo momento, se expuso de qué manera, el Código Penal Integral vigente aborda el tema de la violencia contra la mujer.


En la jornada siguiente,se expuso las afectaciones que la minería a gran escala está produciendo en las mujeres, tomando como referencia los impactos de esa actividad, en los países de México y Canadá; igualmente, se realizó una comparación entre los proyectos de estos países,con y el proyecto Mirador de Ecuador,localizado en la provincia de Zamora Chinchipe, en el cantón El Pangui.


Finalmente, las participantes elaboraron una pancarta de solidaridad, dirigida a los colectivos de mujeres de Mount Polley - Canadá, que están sufriendo y resistiendo los embates de la minería a gran escala en sus comunidades. Esta pancarta fue cubierta con mensajes y manos dibujadas, como símbolo de la unión de los pueblos.


Los temas y actividades descritas, partieron de un repaso general de los aprendizajes obtenidos en los eventos de capacitación anteriores, que junto a este encuentro se inscriben en el marco del programa de apoyo a defensores y defensoras de derechos humanos y de la naturaleza del Sur del país. Así como en jornadas de capacitación anteriores, se visibilizó los derechos de las mujeres a nivel individual y colectivo en la perspectiva de apoyar el rol preponderante que tienen las mujeres en el fortalecimiento organizativo de sus comunidades y entornos sociales.


MANDATO DE LAS MUJERES POR EL AGUA

mujeresyagua.jpg

Nosotras mujeres, campesinas, indígenas que luchamos por una Ley de Aguas que favorezca a los intereses de la mayoría de la población, desarrollada a partir de los planteamientos de la Constitución de Montecristi, y partícipes de la Caminata por el Agua, la Vida y la Libertad de los Pueblos, desde Zamora hacia la ciudad de Quito,

 

Creemos:

 

Que no desarrollar la Ley desde la Constitución, que establece que el agua es un derecho humano fundamental y que prohíbe toda forma de privatización del agua y su redistribución, al tiempo que dispone que las comunidades, conjuntamente con el Estado, deben operativizar el uso del agua, sería una clara traición al mandato popular. 

 

Que no incorporar las propuestas presentadas por las organizaciones en el proceso de consulta prelegislativa, va en contra del ejercicio de la participación democrática en un Estado de derechos.

 

Que permitir actividades mineras en fuentes de agua como se pretende en la Cordillera del Cóndor, Fruta del Norte, Pananza, Kimsakocha, Río Blanco, Jeco, Aguarongo, Fierro Urco, Jatun Kañar, Pacto-Nanadel-Nanadelito, Intag, San Luis de Pambil, San Pablo de Amalí, atenta contra el derecho humano al agua, a la alimentación y a la soberanía alimentaria.

 

Que la prohibición de la privatización del agua no contempla la redistribución de las concesiones anteriores, otorgadas en su mayoría a los sectores agroindustriales, bananeros, hacendados, entre otros, permitiendo la  concentrándose en pocas manos del uso y aprovechamiento del agua.

 

Que la creación de una Autoridad Única del Agua elimina la posibilidad de la participación directa de los sectores campesinos, entre ellos, las mujeres quienes al ser cuidadoras del agua en nuestros hogares y comunidades sentimos la necesidad de participar en las decisiones relacionados con este bien común.

 

Por lo tanto:

 

Rechazamos la aprobación de la Ley de Agua que no incorpora las demandas de las organizaciones entre ellas:

  • la extinción, prevención, prohibición y sanción a toda concesión extractiva que se encuentre en fuentes de agua y zonas de recarga hídrica;
  • la eliminación de toda forma de privatización y acaparamiento del agua para su inmediata redistribución para el pueblo;
  • la conformación del Consejo Plurinacional del Agua, como autoridad única y rectora con participación y decisión comunitaria, como un paso concreto para la construcción del Estado Plurinacional;

 

Rechazamos la aprobación de esta ley que ha eliminado las disposiciones sobre la soberanía alimentaria para favorecer la transformación de la matriz productiva ampliando el extractivismo.

 

Ratificamos nuestra participación permanente en la Marcha por el Agua, la Vida y la Libertad de los Pueblos e invitamos a otros sectores y organizaciones de mujeres a sumarse a esta caminata que busca fortalecer los procesos de resistencia.

 

Exigimos al Estado Ecuatoriano respeto a los derechos fundamentales, como el derecho humano al agua y la soberanía alimentaria, contemplados en nuestra norma constitucional y ratificados por el Estado ecuatoriano en los Tratado Internacionales.  

 

Firman:

 

Dirigencia de mujeres-CONAIE

Dirigencia de mujeres- ECUARUNARI

Dirigencia de mujeres- Federación de Organizaciones Campesinas e Indígenas del Azuay (FOA)

Centro de Sanación Casaloma- Tarqui

Sumak Warmi- Victoria del Portete

Educación Bilingüe- Saraguro