Dolor en intag

POR:Digna Sanimbia, dirigente de la mujer y familia comunidad CASCOMI

Hoy viví la realidad de la comunidad de Junín en Intag

Que hermosa comunidad de diversa maravilla

Junín tierra de riqueza

Toda tu selva colorida de verde

En ti cultivan tus hijos guerreros, valientes, luchadores, trabajadores

que un día derramaron sangre por ti

son ellos que resisten por ti lindo pueblo de Junín.

Hoy en la actualidad se desvelan por defenderte tus hijos guerreros

tendrás que sufrir ciertos problemas como Tundayme.

Soy hija de Tundayme quien hoy está preocupada por tu selva

de inmensas diversidad y de tu cosmovisión indígena.

Junín está en peligro de estallar como Tundayme la gente no sabe que va pasar más después con el proyecto minero. Me da mucha pena al ver que los comuneros no saben que la minería les están utilizando de manera injusta para explotar los recursos naturales que hay bajo la tierra.

En Tundayme se posicionaron la minería canadiense, ellos entraron a nuestros territorio engañando a la gente y luego dejan vendiendo el proyecto minero a los chinos, así mismo con comentarios que van ayudar a toda la gente con proyectos que les servirá para que vivan mejor, y para los jóvenes, que nos van ayudar con becas en la universidad y fuentes de trabajo para todos.

En Junín, una familia que no está de acuerdo con la minería manifiesta que si hubiera unión en la comunidad los mandarían echando a los mineros de sus territorios, no hubiera violencia y destrucción de los pueblos ancestrales. Este problema es más complicado que en Tundayme porque la gente no quiere dialogar con nadie, es decir que tratan de cerrar las puertas para que nadie les diga nada.

Una moradora del pueblo Junín manifestó cómo la empresa chilena ingresó abusivamente con los policías maltratando a la gente con golpes e insultos. Ella dice: yo me enfermé, casi me muero por ver tantos policías que nos ordenaba a que firmemos los documentos para que se haga la minería pero yo y mi familia no hicimos caso a nadie pero los demás compañeros si dieron la firma para que se haga la minería; es difícil vivir todo esto que está haciendo la empresa, ellos buscan el cobre y el oro y otros minerales más, estamos prácticamente vigilados por los señores de la empresa no podemos hacer nada, nos afecta mucho la minería en impacto social en lo económico, y empezaron con la contaminación del agua, división entre las comunidades.

Otros de los casos más graves es el de un morador de la comunidad que estuvo trabajando en cierta empresa minera, sufrió un accidente y se lastimó en la cabeza, dicha empresa no quiso hacerse responsable, solo cuando los familiares de la persona accidentada estuvo internada en el hospital, llegaron de la empresa para hacerse cargo, pagaron los gastos y medicinas que necesitaba el paciente sin autorización de la familia. Al final cuando ya mejoro su salud los de la empresa tomaron la decisión de expulsarlo del trabajo por el motivo que han gastado mucho dinero por su salud.

Para mi como una mujer joven que me considero luchadora por nuestros derechos y por nuestra madre naturaleza, es mi compromiso resistir conjuntamente con mi querida parroquia Tundayme y con las demás comunidades y provincias al nivel de Ecuador y del mundo que están vinculados por la minería como: en Kimsacocha, Panatza ­ San Carlos, San Pablo de Amalí y otros pueblos y nacionalidades que existen el nuestro diverso Ecuador

Tundayme en Resistencia

Kimsacocha en Resistencia

Intag: comunidad de Junín Resiste

Panatza San Carlos en Resistencia

San Pablo de Amalí en Resistencia, entre otros pueblos en Resistencia

Juntos lucharemos y formaremos una sola masa en Resistencia y defenderemos los territorios y derechos de la naturaleza y por nuestros derechos que hoy en la actualidad están siendo pisoteados por nuestro gobierno.

Nuestro apoyo fraterno como dirigente de la mujer y de la familia, dirigente de comunicación, presidente de la comunidad shuar indígena CASCOMI, darles ese ánimo y coraje por defender a nuestra Pachamama estamos dispuestos a luchar juntos.

“Juntos luchemos por tener un ecuador libre de minería y vivir en armonía en libertad. Para la futura generación de nuestros hijos”